A juicio por comprar motos robadas

Ante el Juez Tercero Penal del Circuito con funciones de conocimiento de Neiva, fueron presentadas, las dos mujeres señaladas de pertenecer a una banda delincuencial dedicada al hurto de motocicletas. Las procesadas serían las encargadas de comprar los velomotores para posteriormente venderlas.

De acuerdo a las investigaciones, las mujeres tendrían contacto con la peligrosa banda delincuencial denominada los ‘Negros’, que fue desarticulada en octubre de 2017; estos se dedican al hurto de motocicletas y posterior cobro extorsivo por la devolución del velomotor, teniendo como radio de acción delincuencial las jurisdicciones de los municipios de Campoalegre, Palermo, Rivera y Neiva.

Una vez cometido el hecho punible estos sujetos ubicaban a los dueños de los velomotores y le pedían altas sumas de dinero a cambio de la devolución de la motocicleta que días antes le habían hurtado, a cuyas exigencias las víctimas accedían con el fin de recuperar su medio de transporte.

Según lo señalado por la Fiscalía, algunos de los velomotores que eran robados por los sujetos apodados como ‘Mata Tombos’, ‘Vigilante’ y ‘Cuco’, eran comprados hasta por 1 millón 200 mil pesos por Sandra Anacona Mebesoy y su hija, Diana Lizet Saavedra Mabesoy, quienes coordinaban el traslado de las motocicletas, especialmente las de marcas Yamaha XTZ y Kawasaki KLX que posteriormente vendían en el departamento del Caquetá por el doble de lo comprado.

Acusadas

De este modo, ayer en la sala número tres del Palacio de Justicia de Neiva, la Fiscalía General de la Nación, les dejó en claro a las mujeres, que actualmente se encuentran privadas de la libertad en la Cárcel de Rivera Huila, que cuenta con suficientes elementos de prueba e información legalmente obtenida como lo son interceptaciones telefónicas que revelan el modo en que operaban, para demostrar que las dos están inmersas en la comisión del delito.