Familias de concejales asesinados en Rivera y Gobierno avanzan en proceso de reparación integral

La reunión de las familias de los nueve concejales de Rivera, asesinados por las FARC en 2006, con el Alto Comisionado para la Paz, Rodrigo Rivera, la directora de la Unidad para las Víctimas, Yolanda Pinto, y el Gobernador del Huila, Carlos Julio González Villa, se llevó a cabo en Neiva, para concretar más medidas y compromisos del Gobierno que los reparen de manera integral. Ya recibieron indemnización administrativa.

En una reunión en la que participaron el Alto Comisionado de Paz, Rodrigo Rivera, y la directora de la Unidad para las Víctimas, Yolanda Pinto, además del gobernador, Carlos Julio Gómez Villa, las familias solicitaron compromisos en materia de reconciliación como dignificar la memoria de las víctimas, concretar el apoyo a algunas iniciativas de los familiares, realizar acciones concretas para materializar la reparación, y medidas de satisfacción y memoria.

Como resultado del encuentro, la Unidad para las Víctimas se comprometió a realizar el próximo 8 de abril una estrategia  de acompañamiento psicosocial a estas familias, a la vez que les brinda capacitación sobre la Ley 1448 de 2011 y la presentación de las ofertas de la institución.

Los parientes de los nueve concejales ya recibieron en su totalidad la reparación administrativa a la que tienen derecho en el marco de la Ley 1448, que asume los mismos valores en salarios mínimos aplicados por la Ley 418 de 1997, la cual los cobijó.

Los concejales de Rivera fueron asesinados el 27 de febrero de 2006 por guerrilleros de la columna móvil ‘Teófilo Forero’ de las FARC, mientras se encontraban reunidos en el restaurante Los Gabrieles de este municipio. Fueron inmolados los concejales Moisés Ortiz Cabrera, Desiderio Suárez, Aníbal Azuero Paredes, Luis Ernesto Ibarra Ramírez, Jaime Andrés Perdomo Losada, Alfadil Arias, Octavio Escobar González, Sélfides Miguel Fernández y Héctor Iván Tovar.

La directora Yolanda Pinto y el Alto Comisionado Rodrigo Rivera recibieron de parte de la Fundación Sonrisa de Colores un símbolo de paz, que se entrega como reconocimiento a personas que realizan actos de paz para ayudar a las víctimas en su proceso de reparación integral.

La Fundación Sonrisas de Colores, que ha acompañado a estas familias desde hace 12 años, es presidida por Martha Aguirre, esposa de uno de los concejales asesinados.

En el marco de la reunión, la directora nacional de la Unidad para las Víctimas hizo un balance de las acciones desarrolladas en el Huila durante el año 2017, y de las diferentes ofertas implementadas en el territorio por las instituciones que hacen parte del Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas (Snariv), en beneficio de las víctimas.

Entre otros beneficios ofrecidos a las víctimas, la funcionaria citó descuentos en la matrícula universitaria -10% en Uniminuto y Unad, 30% en la FET y gratuidad en la Esap-, así como expedición gratuita de libreta militares para las víctimas, apoyo a proyectos productivos y apoyo psicosocial.

Por invitación del Alto Comisionado para la Paz, la directora de la Unidad asistió posteriormente al Consejo Departamental de Paz del Huila, también en Neiva, donde se reunieron los distintos actores el Consejo Departamental de Paz, Reconciliación, Convivencia, Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario.

Allí, al referirse a los sobrevivientes del conflicto en el Huila, Yolanda Pinto ratificó el compromiso del gobierno nacional con su reparación integral, e invitó a las víctimas a hacer un ejercicio de reconciliación sin pensar en su victimario, sino en su salud mental y afectiva.

De igual forma invitó a las víctimas a acercarse a la Unidad para recibir asesoría y conocer de primera mano la ruta de reparación y las ofertas de la institución, y recordó que la entidad brindará asesoría y colaboración en el proceso que liderará el Ministerio del Interior para implementar proyectos enfocados a la inversión en las zonas afectadas por el conflicto armado en el Huila.