OPINIÓN DE MARIO BENEDICTO PARRA: HOMENAJE A LAS MADRES

OPINIÓN DE MARIO BENEDICTO PARRA: HOMENAJE A LAS MADRES – Más allá de la celebración del Día de la Madre, tenemos que reconocer a todas las mujeres que son madres y que nos inspiran. Durante siglos se le atribuye a la maternidad significados de entrega, lucha, sacrificio, generosidad, amor incondicional y abnegación. Las madres son el mayor ejemplo de dignidad, entrega y grandeza.

Hay madres que en medio de muchas adversidades sacan adelante a sus hijos, muchas lo hacen solas, resistiendo al abandono, a la violencia, al dolor, a la pobreza, a la desigualdad. Nuestras madres siempre han estado con nosotros en las buenas y en las malas; siempre tienen los brazos abiertos para nosotros.

El Día de la Madre no es festejo comercial únicamente, tiene un significado mucho más profundo, nada más y nada menos, que es por ellas que existe la sociedad. El Día de la Madre es sinónimo de paz, esa paz que sólo las madres saben transmitir.

Curiosamente la palabra madre es utilizada para designar personajes y expresiones que representan un valor social, histórico o religioso y también expresiones coloquiales: La madre naturaleza; la madre del agua; la madre patria de España, la que ya no exige visa a sus hijos para dejarlos entrar a su casa; la santa madre iglesia; María, la madre de Dios; la madre superiora, la de las congregaciones y conventos; la madre Teresa de Calculta; la madre Laura de Jericó, Antioquia; la legendaria madremonte; la madreselva; la madre soltera; las madres de la patria; las madres comunitarias; madres de familia, la madre sustituta; las madres de la Plaza de Mayo de Buenos Aires, Argentina; las madres de la Candelaria de Medellín; las madres de Soacha, víctimas de los falsos positivos; las madres adolescentes; las madres cabeza de familia; las madres rebeldes; las madres gestantes; las células madre; la mamá grande de García Marquez para los funerales de Macondo; la pereza, que es la madre de todos los vicios; la máma de los pollitos de los conmovedores cuentos infantiles; la mamá de los árbitros de fútbol; el tubo madre de los acueductos; Hipólita, la madre de cría y la esclava que amamantó al Libertador Simón Bolívar, etc. Las madres han sido fuente de inspiración de muchísimas canciones como “Mama Vieja” y “A la sombra de mi madre”, también de poesías y frases como “Madre no hay sino una”.

Después de sacrificar lo mejor de su juventud en el cuidado de la infancia, la niñez y la adolescencia, no crea que el regalo perfecto para el Día de la Madre es una olla exprés o un cuchillo de cocina, regálale algo de uso personal.

El domingo Día de las Madres, invite a su ser querido a un buen restaurante o anímese a preparar una buena comida en casa y no deje que la homenajeada tenga que lavar los platos y los vasos después.

Recuerde que el día de las madres debe ser todos los días, expresando amor, respeto y simplemente darles gracias por ser nuestras madres. Feliz Día de las Madres. ¡Hasta pronto!